Lugares románticos en los que puedes explorar una vibra cercana.

Salir a una cita en Guadalajara se trata de encontrar la magia en pareja, se trata de tener una experiencia única que ambos puedan disfrutar. Tal vez te enfrentas a una primera cita… bien, pues una primera buena cita es clave para una conexión más profunda (si sabes a lo que nos referimos). O tal vez ya son una pareja melosamente feliz y lo que buscan es seguir el consejo de los expertos para mantener viva la relación. ¿Tu relación no está definida? Pues entre más citas, más claridad. Así que no importa cuál sea el status de tu relación, elegir bien el lugar para una cita puede jugar un gran rol en tu romance así que checa nuestra guía con lugares exquisitos para una cita en Guadalajara.

Si tu cita empieza por la tarde, pasa por un churrito y un chocolate caliente a La Bombilla, un lugar con mucha personalidad e historia en la ciudad o con unas nieves de El Polo Norte, con eso se enamora cualquiera. 

Tal vez te gusta más el plan de pasar primero por unos drinks, entonces te recomendamos De la O Cantina que ofrece de lo mejor en coctelería en la ciudad. Si quieres algo más escondidito, intenta el Pimp, un bar que remonta a los sitios clandestinos durante la época de la prohibición o si lo que buscas es más bien un vinito tinto y unos quesitos, Romea es una gran opción, cozy, románica y delicioso (una cita de desayuno aquí también es un most). Oliveira también es un bar de coctelería con estilo de los años 20’s en NY, pero en la Americana, seguro te da de qué hablar.



Para cenar, uno de los favoritos es El Caligari, chiquito, romántico, original y simplemente delicioso. 

Si tienes ganas de fresear un poco más, te recomendamos sin duda alguna Magno Brasserie, su cocina y servicio son impecables así que tú también ve impecable y recuerda hacer reservación con anticipación porque solo tienen poquitos lugares. 
Si quieres algo más oriental, prueba Hato, un pequeño lugar de ramen, muy acogedor. O el SSAM, un restaurante koreano que no deja de sorprendernos.  

Y si les apetece terminar la noche bailando, puedes ir al Salón Candela a mostrar tus pasitos de baile o al Galaxy si te sientes un poco más oldie modernito. Si quieres mezcal y algo mucho más casual, El Pare de Sufrir, no se raja. 

Mucha suerte y ¡que viva el amor!